Viajes

Descubriendo Porto

17 Agosto, 2016

¡Muy buenos días de miércoles! Mi vuelta al trabajo ya es una realidad. Ayer martes me incorporé a las grabaciones de la nueva temporada de Aquí La Tierra. No hay mejor vuelta de vacaciones que ponerse a trabajar. Lo digo de verdad ;). Me encanta mi profesión y he vuelto con más fuerzas que nunca para disfrutar todo lo que está por llegar.

Eso sí, me sigo acordando de mis días libres y por eso, en el Post de hoy os voy a mostrar uno de mis destinos de este año: Oporto. He estado en Cádiz, Trujillo, Oporto, Fontoura, Galicia, y ahora en Barcelona. De Sur a Norte y de Oeste a Este. Pero he tenido tiempo para descansar, aunque parezca imposible. ;).

Durante dos días y medio he podido recorrer y perderme por la maravillosa ciudad de Porto, por sus calles llenas de vida, de color, de una luz especial. Si tenéis pensado hacer una escapada en los próximos meses, os propongo mi planificación diaria.

Día 1:
Empezar el día con un paseo por el centro de Porto, visitar las librería de Harry Potter (Livraria Lello), la Catedral de Sé, La Torre de los Clérigos y subir sus 200 escalones para contemplar la ciudad desde lo alto, continuar el paseo por el puente Don Luis I y disfrutar de las vistas de la ciudad desde Gaia. Mi consejo es que te dejes perder por las calles de la ciudad sin rumbo fijo y contemples la belleza de cada rincón. Como anécdota os cuento que el primer día que estuve en la ciudad, hice unos 20kms caminando. No está mal la verdad.

Día 2:
Cruzar el puente Don Luis I desde el nivel inferior y cruzar a Gaia para pasear por las bodegas de Vinho Do Porto y hacer una cata. Es algo bastante turístico pero merece la pena dedicar una hora para recorrerlas. El mejor plan que pude hacer después de las bodegas fue alquilar una bicicleta (1,5€/hora) y recorrer toda la orilla del río Duero (unos 5kms) hasta llegar a la playa de Oporto. Fue impresionante ver a los marineros en plena faena, las aves sobrevolándome y el bucólico paisaje. El agua helada, eso sí. 🙂

Se me quedaron muchos planes pendientes para otra visita a la ciudad. Pero es algo que acostumbro a hacer en mis viajes, siempre dejo algo pendiente para tener una buena excusa y volver en cualquier momento.

Para comer os aconsejo un restaurante diminuto llamado “Cafetaria Da Bolsa” que encontré callejeando, nada turístico y muy auténtico. Regentado por una familia portuense. Si tenéis ocasión de ir, no dejéis de probar el Caldo Verde y un pescado fresco del día a la plancha, acompañado, eso sí, del vinho verde de la casa.

Si tenéis cualquier pregunta, no dudéis en escribirme. Estaré encantada de contestar. Os mando un beso gigante y os doy las gracias por seguir en este camino de baldosas amarillas. ¡Hasta la semana que viene!

Besos. MM.

imageimageimageimageimageimageimageimageimageimageimageimageimageimageimageimageimageimageimageimageimageimageimageimage

You Might Also Like

4 Comentario

  • Respuesta mariseñita 17 Agosto, 2016 at 08:41

    Hola Marta,qué bonito post!!Yo estuve de Erasmus cerca de allí y al conocer a mucha gente de Porto me escapaba allí con ellos todos los fines de semana.Al ver tus fotos me ha recordado el año fantástico que pasé allí. Qué guapa estás y qué bien te sienta el verano!!Y todos los looks que llevas aunque me gustaría preguntarte para cuándo un cambio de look radical? siempre has ido igual y te sentaría bien.Un besazo

    • Respuesta Marta Márquez 31 Agosto, 2016 at 11:22

      jajajaja soy poco de cambios radicales de look, pero nunca se sabe. Me alegra saber que mi post te ha hecho recordar momentos vividos en la ciudad. Te mando un beso muy fuerte. Nos leemos por aquí 🙂

  • Respuesta Javi 22 Agosto, 2016 at 20:11

    Genial, después de estar viviendo en Irlanda vuelvo a Madrid y me encuentro con este programa y con tus reportajes, buen trabajo Marta, tu toque de humor irónico es buenísimo.

    • Respuesta Marta Márquez 31 Agosto, 2016 at 11:20

      Gracias por tus palabras. Así da gusto trabajar. Un abrazo y bienvenido a Madrid

    Deja un comentario